Apoyo a organizaciones sociales con proyectos de alimentos

El Gobierno Municipal destina recursos a quienes socializan el establecimiento de huertos de traspatio y azoteas verdes

COMUNICADO 2170

Xalapa, Ver.- Trabajar en favor de otras personas es la mejor manera de contribuir a fortalecer el tejido social en el municipio. Por ello, el Ayuntamiento de Xalapa apoya con financiamiento a diversas organizaciones de la sociedad civil que trabajan en favor de la población en temas de salud, educación, medio ambiente y desarrollo social.

Es el caso de Banco de Alimentos, A.C., que apoya a casi 5 mil personas a la semana y por primera vez fue beneficiado con 60 mil pesos. A través de su nuevo proyecto Horticultura de traspatio: una fábrica de alimentos, capacitan a los beneficiarios en los procesos de siembra, producción y cosecha.

Su coordinador, Salvador Sánchez Salamihua, explica que la idea es que la gente pueda consumir víveres sin salir de su domicilio: “Además, buscamos que la producción esté libre de productos químicos y se reutilicen los recipientes que tengan disponibles, como cubetas, garrafones y llantas. Los principales productos cosechados son lechuga, acelga, cilantro, perejil, col y rábanos”.

Dijo que capacitan a jefas y jefes de familia de las colonias Veracruz, Revolución, Del Moral e Independencia, entre otras, y apoyan a personas de la tercera edad que padecen enfermedades crónico-degenerativas o viven con alguna discapacidad.

Los recursos obtenidos del Gobierno Municipal –continuó– se utilizaron para comprar equipo de cómputo, herramientas y hortalizas que permitan llevar a cabo el taller. Esta asociación civil se ubica en la calle Villa Real 19, colonia Fernando Gutiérrez Barrios.

Otra de las agrupaciones beneficiadas, Capacitación Regional en Educación Integral y Ambiental, A.C., puso en marcha un sistema didáctico que permitió a 55 personas cultivar hongos comestibles. Durante cinco meses, vecinos de las colonias Centro, Luz del Barrio, El Dique y la Reserva de Tronconal, entre otras, adquirieron conocimientos básicos para producir las setas.

En el taller se les ofreció asesoría y el material necesario, como micelio, sustrato, cal y bolsas. Tras los dos meses que tarda el cultivo, los participantes aprendieron a deshidratar los hongos, a preparar conservas y elaborar platillos como salpicón y sopa, que son parte de un recetario amplio.

El objetivo es que la gente pueda autoemplearse con sus huertos de traspatio o azoteas verdes; que den seguimiento al programa, produzcan tengan una alternativa de generación de ingresos, pues en este caso se requieren pocos recursos.

00