Con la conquista surgieron el capitalismo y el racismo colonial: Enrique Semo

La Nueva España y el Perú fueron piezas clave en ese modelo, que transformó el mundo entero, afirmó el investigador emérito de la UNAM

Comunicado 1460

Xalapa, Ver.- La conquista fue el primer sistema colonial de la historia e hizo posible, a sangre, fuego y genocidio, el capitalismo en Europa, el desarrollo del comercio mundial y configuró profunda y duraderamente todo un complejo cultural, un matiz de ideas de imágenes, valores, actitudes, prácticas sociales que no cesa hasta hoy, y que conocemos como racismo colonial, afirmó el investigador emérito de la Facultad de Economía de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Enrique Semo.

Durante su conferencia magistral La conquista, una catástrofe para los pueblos originarios, que cerró este viernes en Xalapa el Congreso Internacional 500 años de la ¿conquista?, Irrupción española y guerra mesoamericana en el Ágora de la Ciudad, dijo que este periodo consolida el surgimiento de un nuevo orden social: el capitalismo, con la sujeción temprana al capital de los artesanos, la minería, la metalurgia y los textiles.

Es decir, sin sistema colonial no habría capitalismo en la Europa occidental. La Nueva España y el Perú fueron piezas clave en ese modelo, que transformó al mundo entero y logró que la corona española se convirtiera en un gran imperio euroamericano. Con ello se inauguró la época de abundancia de oro y plata en el viejo continente, luego de un periodo de escasez extrema.

“La explotación inmisericorde de millones de amerindios, cuyo trabajo excedente se transformó en capital en Europa, el nuevo “rey del mundo” en el siglo XVI, produjo una hecatombe en los pueblos americanos y África se convirtió en una enorme reserva territorial de esclavos negros. La conquista fue el primer sistema colonial de la historia”.

Explicó que la Revolución Industrial fue técnica. En América, las armas de los indígenas eran de madera y piedra, y se enfrentaron contra los cañones y caballos europeos. La conquista y el sistema colonial fueron el capitalismo temprano, pero “el colonialismo no ha muerto, está vivo y España debe aceptarlo”. En ese sentido iba la disculpa que pidió el presidente Andrés Manuel López Obrador.

De acuerdo con el investigador, la conquista trajo nuevos mercados, materias primas, y el comercio permitió impedir el desarrollo de otras potencias. “Fue una lucha feroz por el nuevo mundo, donde se destruyó los modos de producción de los países conquistados”, que se abrieron al capital a sangre y fuego: “La relación de Europa con América es de dominio, explotación y racismo”.

 

No sólo fue asunto de los españoles –continuó–. Participaron prestamistas, comerciantes y piratas europeos, por lo que debe verse como una conquista de la Europa capitalista, en cuya trama hay cuatro actores: amerindios, negros, españoles y europeos, quienes se valieron de la religión para justificarla.

 

“Se discutió si los indios eran seres humanos, si tenían alma, y en 1534 el Consejo de Indias determinó que no eran seres razonables. El Papado corrigió hasta después de tres años: ‘Son humanos y están ansiosos de recibir el cristianismo’. Entonces inició una guerra de salvación con la pueden ser conquistados, evangelizados o sometidos”.

 

Por ello, explica Enrique Semo, en la práctica social del poder capitalista quedó la idea de que los no europeos son humanos, pero su constitución es inferior. Así se configuró, de manera profunda y duradera, un complejo cultural con ideas, valores, actitudes y prácticas sociales que subsiste en las relaciones entre la gente y que conocemos como racismo colonial".

 

La duración prolongada del sistema colonial enraizó profundamente la idea de las razas y la superioridad de los europeos. Pusieron fin a sus dioses, aniquilaron las formas comunitarias y el poder implicó colonizar lo imaginario, para que “los dominados no pudieran defenderse al mirarse a los ojos con el dominador”.

 

Para Enrique Semo, los productos del nuevo mundo cambiaron totalmente las posiciones de unas clases respecto de otras y asestaron un golpe duro a la propiedad feudal: “El colonialismo expandió el mercado mundial, con base en el saqueo de las sociedades precapitistas de América”.

 

El presidente municipal de Xalapa, Hipólito Rodríguez Herrero, presentó al conferencista.

 

Para concluir el Congreso Internacional 500 años de la ¿conquista?, Irrupción española y guerra mesoamericana, se ofreció un concierto de jazz a cargo de Paola Ulloa Ensamble Eléctrico, en el foro del Ágora de la Ciudad.

 

 

00