Premian a ganadores del Segundo Model Show IPMS Xalapa

Clausuran la Primera Muestra a Escala de la Marina Mercante

Comunicado 1286

Xalapa, Ver.- Para clausurar la Primera Muestra a Escala de la Marina Mercante, Tópicos selectos de la historia de la Marina Mercante en México y el Mundo, se realizó este domingo la premiación del Segundo Model Show IPMS Xalapa, en la que se premió a 34 participantes y se reconoció la trayectoria del ingeniero Antonio Méndez Caraza, creador del barco con casco de madera William Frederick, cuya elaboración tomó cinco años.

El presidente de la Consultoría de Profesionistas de la Marina Mercante y Puertos, Faustino Suárez Rodríguez, agradeció el apoyo del Gobierno Municipal y del personal del Centro Recreativo Xalapeño (CRX) para hacer posible la exposición: “Logramos el objetivo, que era acercar a las y los jóvenes al mar, que pudieran conocer lo que significa la Marina Mercante en el sector productivo y cómo es la vida de un marino en su entorno laboral”.

Dentro del Model Show destacaron el vehículo aéreo militar realizado por Arturo Merino; el vehículo aéreo civil de Alejandro Silvestre; un vehículo terrestre militar de Héctor Aguilar Vega; el vehículo terrestre civil de Cruz Alberto González, y un diorama con una escena de la Batalla de Waterloo, elaborado por Agustín Basilio de la Vega.

El presidente del Comité Organizador y juez del concurso, Guillermo Beck Pensado, explicó que los modelos se realizan con diferentes materiales, pero generalmente son de plástico y se pueden complementar con piezas de resina, metal y hasta papel. “Al calificar se considera cuatro puntos básicos: el armado, la pintura, los efectos y la veracidad”.

Dijo que un buen modelo “debe apegarse a lo real. Por ejemplo, que las insignias de un avión estén bien colocadas y sean del tamaño adecuado. Corroboramos que no se note los empates –cuando se pega una pieza con otra–, así como los efectos de pintura”.

En esta ocasión participaron modelistas de los estados de Veracruz, Puebla, Jalisco, Chihuahua, Yucatán y de la Ciudad de México. Se recibió 279 modelos, seleccionados por escala y época.


MODELISMO, MÁS QUE UN PASATIEMPO

A sus 30 años, el contador público Irving González Martínez ha dedicado al modelismo la mitad de su vida y es integrante de la Sociedad Internacional de Modelistas en plástico (IPMS, por sus siglas en inglés) en el puerto de Veracruz. Dice que para desarrollar esta actividad se requiere de ciertas capacidades artísticas, pues no sólo se trata de un pasatiempo agradable.

Refirió que desde muy joven se interesó en la historia y el modelismo a escala tiene esa dimensión: “Es importante que la gente conozca esa parte y aprecie que aun cuando es una representación en miniatura, se cuida cada detalle y hacemos una investigación exhaustiva. Si es un vehículo de guerra, hay que tener claro su país, en qué frente estuvo y sus características, para que sea fiel a la realidad”.

El modelismo involucra a toda la familia –continuó–, y el tiempo y trabajo invertidos se reflejan en algo tangible. Recomendó fomentar esta actividad en las niñas y niños, pues además de relajante es cultural: “Es algo muy noble, porque es una manera sana de divertirse y aleja a los jóvenes de los vicios”.

José Manuel Rodríguez García explicó que incursionó en el modelismo desde niño y se involucró tanto, que en la década de los 70 fue uno de los fundadores del Club IPMS México, que se afilió al de Inglaterra en 1983. En esa época cambió su residencia a Puebla, donde fundó el Club IPMS Puebla, y desde entonces no ha dejado de fabricar modelos a escala.

Aunque regularmente no participa en los concursos, acude para ver el trabajo de sus compañeros: “Voy siempre que puedo, porque es mi pasatiempo. Mi interés es artístico, pues me gusta hacer aviones con más detalles y colores; aviones camuflados”.

En el evento de clausura participó la orquesta infantil y juvenil Música, Arte y Son, dirigida por la maestra Andrea Jorsali Sánchez.


00