Se retiró árbol que cayó en zona de Los Berros

Se sustituirá con especies nativas; una de las ramas colapsó debido a una pudrición interna; por prevención, también se retirará otro ejemplar

Comunicado 3262

Xalapa, Ver.- Debido a la pudrición interna en un árbol de hule, que no es nativo de la región, una de las ramas colapsó alrededor de las 07:00 horas de este martes, por lo que personal de las direcciones de Protección Civil y Medio Ambiente y Sustentabilidad retiraron el ejemplar que será sustituido en las siguientes semanas con una especie nativa.

El jefe del Departamento de Biodiversidad y Cambio Climático, Magdaleno Mendoza Hernández, dio a conocer que el percance se dio por el desgajamiento de una rama en la confluencia de las calles Luis J. Jiménez, Jesús Corona y Diego Leño.

“El resto del árbol se retiró, ya que el colapso de la rama dejó un daño severo y tenemos que removerlo debido al riesgo que representa. Además, junto a ese árbol se encuentra un fresno que también tiene pudrición en la base, por lo que deberá ser retirado”.

Dijo que es prioritario saber el estado de salud de los árboles, sobre todo en los lugares donde hay importante afluencia de personas, pero existen pudriciones que son internas y que no las puede observar el técnico por medio de una cavidad u otro elemento, ya que muchas veces el árbol tiene un estado de salud bueno y una vitalidad alta, normal para la especie en esta temporada del año.

Los trabajos para el retiro del árbol de hule iniciaron inmediatamente y concluyeron alrededor de las 14:00 horas; las labores para el retiro del segundo ejemplar terminarán este miércoles.

En el área además trabaja personal de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) así como de Teléfonos de México (Telmex), ya que la rama dañó postes y cables de luz.

“Tenemos que concienciar a la población que las podas y retiros preventivos que realiza la Dirección de Medio Ambiente y Sustentabilidad se llevan a cabo bajo criterios técnicos para salvaguardar la integridad de las personas ante algún accidente provocado por vientos o lluvias intensas, ya que un árbol enfermo puede colapsar, aunque presente algún grado de vitalidad”.

Finalmente, informó que en el mismo lugar se sustituirá los ejemplares retirados con árboles nativos como liquidámbares o encinos, ya que especies como el hule “no son nativas y presentan este tipo de problemas por la abundante humedad y precipitaciones que hay en la zona, lo que hace que no resistan tanto las pudriciones: “No hay nada como los árboles nativos para reforestar, pues están adaptados a nuestras condiciones climáticas”.

00