Se trata de un "Ficus" y una "Jacaranda" que están en riesgo de caer

Xalapa, Ver.- El retiro de dos árboles en riesgo de caer en el parque Benito Juárez fue considerado como positivo y correcto por la regidora Erika Yerania Díaz Chavar e integrantes de las organizaciones Coalición Pro Ambiental Xalapa y Regalemos un paraizoo, quienes este martes recibieron una explicación técnica y constataron la condición de ambos ejemplares.

Al término de un recorrido con funcionarios de la Dirección de Medio Ambiente y Sustentabilidad, la Regidora consideró positivo informar a la sociedad sobre el riesgo que representan estos árboles, y externó su interés por participar en actividades de reforestación para que Xalapa mantenga y aumente sus espacios naturales.

Expuso que el retiro de árboles es una solicitud ciudadana recurrente y celebró se atienda lo más pronto posible: “Los comerciantes ya lo habían pedido y avalamos el trabajo que se realiza, porque están informando sobre esta situación”.

Este miércoles se intervendrán un Ficus con 20 años de edad y una Jacaranda de aproximadamente 35 años, que de acuerdo con los dictámenes de la Dirección de Medio Ambiente y Sustentabilidad presentan un deterioro notable, grietas, descortezamiento y en algún caso hongos, así como aserrín, que indica la presencia de insectos barrenadores.

El subdirector de Recursos Naturales y Cambio Climático, Fernando Ramírez Ramírez, informó que el Ficus se retirará con el uso de una grúa hidráulica.

Por su parte, el coordinador de la Coalición Pro Ambiental Xalapa, Juan Francisco Carmona Cortés, corroboró la explicación del funcionariado: “La seguridad de la gente es primero y lo que nos acaban de explicar es esencial, porque no permite especulaciones. Tenemos toda la información”.

El director de Ambiente y Ecosistemas de la organización civil Regalemos un Paraizoo, Jorge Domínguez Juan, expresó que la invitación a supervisar la situación de los árboles muestra la buena coordinación que existe entre el Gobierno Municipal y la sociedad.

“Me parece muy bien que tomen en cuenta la opinión de las asociaciones civiles para que nos integremos a este conocimiento e informemos a la ciudadanía. Vemos una coordinación en beneficio del medio ambiente”.

El encargado del Departamento de Biodiversidad y Cambio Climático del Gobierno Municipal, Magdaleno Mendoza Hernández, afirmó que “la sociedad puede contribuir a la labor de conservación del patrimonio arbóreo de la ciudad”.

El Ficus a intervenir tiene nueve metros de altura, 61.5 centímetros de diámetro, casi dos metros de circunferencia y su peso es de dos toneladas. En caso de venirse abajo generaría daños importantes a vehículos, peatones o la infraestructura urbana, ya que además se encuentra en las inmediaciones del Palacio de Gobierno y la calle Juan de la Luz Enríquez.

Explicó que al estar en una zona de alto tráfico, el retiro de este árbol exótico es urgente: “Caminan en este lugar más de 36 personas por hora. Es un peligro porque podría desprenderse en cualquier momento y tiene un potencial alto de caída”.

La Jacaranda, en el pasillo central del parque, tiene 15 metros de altura y presenta fracturas en las ramas superiores, verticales y tallos principales; descortezamiento, y hongos en todo el tronco, lo que indica pudrición a gran profundidad. Tiene un metro de diámetro, tres de circunferencia y pesaría hasta cuatro toneladas.

Además tiene un defecto estructural al contar con dos tallos, y alguno podría fracturarse. Ambos árboles se sustituirán con especies de la región, que conservarán el entorno paisajístico del parque Benito Juárez, “sitio emblemático de nuestra ciudad”.

 

Subdirecciones
 
 

 

Blog
 
 

 

Más contenido