Los países reafirman su compromiso de poner fin a la poliomielitis en la presentación de la nueva estrategia de erradicación

La renovación del apoyo de los donantes es crucial para poner fin a la poliomielitis tras el reciente aumento de casos y los reveses por la COVID-19

La Iniciativa de Erradicación Mundial de la Poliomielitis (IEMP) presentará hoy en un acto virtual la Estrategia de Erradicación de la Poliomielitis 2022-2026: Cumplimiento de una Promesa, con objeto de superar los desafíos que aún se mantienen para poner fin a la poliomielitis, en particular los reveses debidos a la COVID-19. Si bien los casos de poliomielitis se han reducido en un 99,9% desde 1988, esta enfermedad sigue siendo una emergencia de salud pública de importancia internacional (ESPII) y los obstáculos que persisten para que las vacunas antipoliomielíticas lleguen a todos los niños, junto con la pandemia, han contribuido al aumento en el número de casos. El año pasado se registraron 1226 casos de poliomielitis (todos los tipos) frente a los 138 casos de 2018. 

En 2020 la IEMP interrumpió las campañas antipoliomielíticas de puerta en puerta durante cuatro meses para proteger a las comunidades frente a la propagación de la COVID-19 y contribuyó con hasta 30 000 trabajadores del programa y más de US$ 100 millones en recursos contra la poliomielitis para apoyar la respuesta a la pandemia en casi 50 países. 

Los mandatarios de los dos países en los que todavía no se ha interrumpido la transmisión de poliovirus salvajes —el Pakistán y el Afganistán— hicieron un llamamiento a la renovación de la solidaridad mundial y a la continuación de los recursos necesarios para erradicar esta enfermedad prevenible mediante vacunación. Ambos se comprometieron a fortalecer su alianza con la IEMP a fin de mejorar las campañas de vacunación y la colaboración con las comunidades en riesgo elevado de poliomielitis. 

El Dr. Faisal Sultan, Asistente Especial del Primer Ministro del Pakistán en materia de Salud, señaló «Ya estamos trabajando intensamente con nuestros asociados de la IEMP para vencer los últimos obstáculos que impiden poner fin a la poliomielitis en el Pakistán, en particular a través del fortalecimiento de las campañas de vacunación y nuestra colaboración con comunidades de alto riesgo. La erradicación sigue siendo una destacada prioridad en materia de salud y el Pakistán está comprometido a aplicar plenamente la nueva Estrategia de la IEMP. Aguardamos con interés colaborar con los asociados internacionales para lograr un mundo sin poliomielitis». 

La Estrategia 2022-2026, que pone de relieve la urgencia de reconducir las actividades de erradicación, ofrece un conjunto integral de medidas que permitirán a la IEMP situarse adecuadamente para lograr un mundo sin poliomielitis. Entre esas medidas, muchas de las cuales ya se están aplicando en 2021, cabe citar las siguientes:

  • potenciar la integración de las actividades antipoliomielíticas en los servicios de salud esenciales  —incluida la inmunización sistemática— y forjar alianzas más estrechas con las comunidades de alto riesgo con el fin de diseñar conjuntamente campañas de inmunización y de ese modo satisfacer mejor sus necesidades en materia de salud, especialmente en el Pakistán y el Afganistán;
  • utilizar una perspectiva de igualdad de género en la aplicación de las actividades del programa, reconociendo la importancia de las trabajadoras para generar confianza en las comunidades y mejorar la aceptación de las vacunas;
  • fortalecer la sensibilización con el fin de alentar una mayor rendición de cuentas y adhesión al programa a todos los niveles, en particular con la mejora de la medición del desempeño y del compromiso con los nuevos asociados, como el Subcomité de la Región del Mediterráneo Oriental sobre los Brotes de Poliomielitis y su  Erradicación; y
  • aplicar nuevas herramientas innovadoras, como los pagos digitales a los trabajadores de la salud de primera línea, con el fin de mejorar los efectos y la eficiencia de las campañas antipoliomielíticas.

«Con esta nueva Estrategia, la IEMP ha delineado claramente cómo superar las barreras finales para lograr un mundo sin poliomielitis y mejorar la salud y el bienestar de las comunidades en generaciones venideras», dijo el Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus, Director General de la Organización Mundial de la Salud y miembro del Consejo de Supervisión de la Poliomielitis. «Ahora bien, para lograr los objetivos marcados, necesitamos urgentemente que los gobiernos y los donantes renueven los compromisos políticos y financieros. La erradicación de la poliomielitis se encuentra en un momento crucial. Es importante que aprovechemos el empuje de la nueva Estrategia y hagamos historia juntos poniendo fin a esta enfermedad». 

El Dr. Wahid Majrooh, Ministro de Salud Pública en funciones del Afganistán, dijo «el Afganistán está plenamente comprometido con la aplicación del nuevo plan estratégico de la IEMP y con la erradicación de la poliomielitis dentro de sus fronteras. Juntos hemos llegado muy lejos. Tomemos este paso final también juntos y hagamos realidad el sueño de un mundo sin poliomielitis». 

Además de erradicar los poliovirus salvajes, la IEMP fortalecerá las actividades para interrumpir los brotes de poliovirus circulantes de origen vacunal (cVDPV) que siguen propagándose en comunidades insuficientemente inmunizadas de África y Asia. Ello incluye: utilizar tácticas de eficacia probada contra los poliovirus salvajes, mejorar la respuesta a brotes y racionalizar la gestión con el establecimiento de nuevos equipos de respuesta de ámbito mundial y regional y ampliando el uso de una nueva herramienta prometedora –la nueva vacuna antipoliomielítica oral de tipo 2 (nOPV2)– para combatir los cVDPV de tipo 2, la variante más prominente.  

El Excmo. Sr. Félix Tshisekedi, Presidente de la República Democrática del Congo, dijo «Como Presidente de la Unión Africana, hago un llamamiento a todo los países para que refuercen su compromiso de proteger los frutos de nuestros monumentales esfuerzos y rematen la labor contra la poliomielitis en África. Solo entonces podremos decir que hemos cumplido nuestra promesa de un futuro más seguro y saludable para todos nuestros niños». 

Varios países empezaron a utilizar la nOPV2 en marzo de este año, después de que la OMS publicara una recomendación, el pasado noviembre, para la inclusión de la vacuna en la lista de uso en emergencias. Los ensayos clínicos han demostrado que la nOPV2 es segura y eficaz contra la poliomielitis de tipo 2, además de tener la capacidad de interrumpir los brotes de cVDPV2 de forma más sostenible, en comparación con la vacuna antipoliomielítica oral de tipo 2 existente. 

Además de apoyar la respuesta a la COVID-19, los activos e infraestructura contra la poliomielitis han ayudado tradicionalmente a hacer frente a las crisis en el ámbito de la salud que se han declarado en varios países del mundo, como el brote de ébola en Nigeria en 2014. Sin el apoyo necesario para la nueva Estrategia de la IEMP, existe el riesgo no solo de que reaparezca la poliomielitis, sino también de que los países sean más vulnerables a futuras amenazas para la salud. 

Citas adicionales: 

Henrietta Fore, Directora Ejecutiva, UNICEF:  «No permitiremos que la lucha contra una enfermedad mortal nos haga perder terreno en la lucha contra la poliomielitis y otras enfermedades infantiles. La renovación del apoyo de los gobiernos y los donantes nos permitirá alcanzar e inmunizar a más de 400 millones de niños contra la poliomielitis cada año y asegurarnos de que ninguna familia tenga que vivir nunca más con el miedo de que su hijo quede paralizado a causa de esta enfermedad mortal». 

Rochelle P. Walensky, MD, MPH, Directora de los CDC:  «Como demuestra el apoyo de la IEMP a la respuesta a la COVID-19, la infraestructura contra la poliomielitis es vital para ayudar a los países a hacer frente a amenazas de salud emergentes. Los CDC de los Estados Unidos están comprometidos a lograr la erradicación de la poliomielitis y a cumplir, a través de la nueva Estrategia de la IEMP, la promesa que hicimos de proteger a los niños del mundo. Para mejorar la equidad en materia de salud, debemos garantizar la protección de los activos contra la poliomielitis y que los países aumenten su cobertura de vacunación mediante la prestación de servicios integrados y la demanda de vacunas». 

Seth Berkley, Director Ejecutivo de Gavi, la Alianza para las Vacunas: «La erradicación de la poliomielitis es posible y es esencial. A través de la mayor integración de las actividades contra la poliomielitis con servicios esenciales de salud e inmunización, en particular nuestro trabajo conjunto para ampliar el sistema de salud a fin de llegar a los niños que todavía no han recibido ninguna dosis y las comunidades que han quedado al margen de todas las vacunas sistemáticas, estamos convencidos de que podemos atender mejor las necesidades de las comunidades de alto riesgo y garantizar juntos un mundo sin poliomielitis». 

Mike McGovern, Presidente de Comité de PolioPlus de la Asociación Rotaria Internacional : «Más de 19 millones de personas, que en otras circunstancias hubieran quedado paralíticas a causa de la poliomielitis, pueden caminar gracias a los increíbles progresos que hemos logrado para proteger a los niños con las vacunas antipoliomielíticas desde 1988. Cuanto la Asociación Rotaria ayudó a fundar la IEMP, asumimos el compromiso de garantizar que ningún niño o familia viviera nunca más con miedo a la poliomielitis. Nos hemos comprometido a cumplir esa promesa e instamos a los gobiernos y los donantes a que nos ayuden a lograr un mundo sin poliomielitis».  

Chris Elias, Presidente de Desarrollo Mundial, Fundación Bill y Melinda Gates. «Tras los reveses sufridos en años recientes, y las indicaciones de que algunos donantes podrían reducir la financiación a la IEMP, nunca ha habido mejor momento que ahora mismo en la historia de la erradicación de la poliomielitis. Con el apoyo adecuado a la nueva Estrategia, podemos garantizar un mundo en el que ningún niño quede paralítico por la poliomielitis nunca más e instamos a todos los donantes a que mantengan su compromiso y releguen esta enfermedad a la historia». 

Nota para los redactores:

La Iniciativa de Erradicación Mundial de la Poliomielitis es una alianza público-privada dirigida por gobiernos nacionales que cuenta con seis asociados principales: la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Asociación Rotaria Internacional, los Centros para  el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de los Estados Unidos, UNICEF, la Fundación Bill y Melinda Gates, y Gavi, la Alianza para las Vacunas. 

El acto virtual de presentación de la Estrategia 2022-2026 de la IEMP tendrá lugar de las 14.00  a las 15.00 horas (horario centroeuropeo de verano) del 10 de junio. Para ver la presentación y obtener más información sobre las actividades mundiales para poner fin a la poliomielitis, visite polioeradication.org. 

Más entradas de blog

¿Cómo se regulan las vacunas contra la COVID-19 para garantizar que son seguras y eficaces?

Los profesionales de la salud y las autoridades de salud pública son esenciales para explicar...